fbpx

Ya, seguramente habrás leído o escuchado de WordPress. Este famoso gestor de contenidos se ha caracterizado por darle a millones de usuarios y empresas una forma ciertamente sencilla de hacerse con un blog, sitio web o incluso página de comercio electrónico.

Al inicio, WordPress empezó como otras comunidades de contenidos: con su propio espacio, abierto para redactores de contenidos que desearan compartir sus historias, anécdotas o recomendaciones a otros miles de usuarios.

Sin embargo, con el paso del tiempo WordPress comenzó a ganar popularidad y terreno en Internet, y abrió su interfaz para el uso de cualquier mortal; la dinámica era sencilla – sólo tenías que contar con servicio de web hosting, instalar los archivos de WordPress en la carpeta raíz y elaborar su base de datos correspondiente, y así tenías en cuestión de minutos un potente editor para comenzar a diseñar tu sitio.

Desde entonces, mucho ha venido cambiando en WordPress. Al momento de escribir este artículo, ya va por su versión 5.0 y cuenta con una infinidad de extensiones y plantillas, así como editores de contenido, que permiten hacer sitios bastante potentes.

Incluso, muchos servicios de web hosting ya te proporcionan opciones de instalación exprés del sistema de WordPress al hacer la contratación correspondiente.

Pero bueno, cómo todo en esta vida, hay pros y contras. Si bien hacer tu sitio web con WordPress es una opción bastante asequible, debes de contemplar algunos detalles para saber proceder y tomar decisiones correctas.

Los pros de hacer tu sitio web con WordPress

Cómo ya lo puedes percibir, hay bastantes bondades si consideras hacer tu sitio web con WordPress. Entre las más importantes, podemos destacar las siguiente:

Plantillas

A grandes rasgos, WordPress funciona en base a plantillas (en inglés les podemos ubicar como themes). Con esto quiere decir que puedes cargarle una plantilla a tu editor WordPress y comenzar a desarrollar la página web.

En este rubro, hay una ENORME cantidad de recursos a elegir: plantillas gratuitas, plantillas premium, minimalistas, complejas, para sitios corporativos, para los que buscan ser más una revista digital, para eCommerce, o las que ahora se encuentran habilitadas para la tecnología AMP, entre otras tantas opciones.

Esto, sin duda alguna, ha cambiado el precepto de lo que se comprende cómo el desarrollo de las web. Si bien el diseño web se cuece aparte y tiene su mérito, sobre la practicidad el uso de plantillas es toda una bondad.

Constructores de páginas o page builders

En agreado al uso de plantillas, con el paso del tiempo comenzaron a surgir una serie de interfaces amigables para la “construcción” de páginas en WordPress; en los últimos meses, podemos destacar a page builders como Elementor o Divi, que funcionan en una modalidad drag and drop (arrastra y arroja).

Literalmente, los page builders permiten que cualquiera pueda montarse una página web bastante atractiva, eligiendo desde bloques predefinidos de contenido para después ajustar e incluir el contenido propio.

Eso sí, debes de saber que este tipo editores son gratuitos en primera instancia, pero ofrecen algunas funciones o elementos de contenido por los cuáles deberás de pagar.

Integraciones

Otra de las grandes bondades de WordPress es su cantidad abrumadora de integraciones o plugins. Al inicio, WordPress estaba diseñado para el blogging, pero las propias extensiones (también denominadas plugins) expandieron las capacidades del sistema, y por ende de las páginas desarrolladas a través de este sistema de administración de contenidos.

Hoy en día podemos encontrar plugins para integrar analíticas de Google con tu sitio, o para conectar los suscriptores web directo a una base de datos de email marketing, sin olvidar la capacidad de integrar funciones para el comercio electróncio directo desde tu página… simplemente, las posibilidades son infinitas.

Los contras de hacer tu sitio web con WordPress

Por otro lado, y cómo ya se mencionó, es imposible no contemplar los contras de hacer tu sitio web con WordPress. Debo de decirte que, aunque no todo es miel sobre hojuelas, estos contras no pesan tanto si se es cauto y se le da el mantenimiento adecuado a la página, pues todos tienen que ver con el propio lenguaje de WordPress.

Consumo de recursos

Desgraciadamente, WordPress tiende a consumir una cantidad importante de recursos del servicio de hosting web que le respalde. Entre las extensiones y la carga de imágenes, así como la mera existencia del sistema, las páginas web suelen llevar a la base de datos de la página a correr de manera acelerada.

¿Mi recomendación? Trata de comprimir las imágenes que montas en la página web, y si tienes contenidos enriquecidos cómo eBooks o vídeos, trata de alojarlos en otros servicios y encriptarlos o embeberlos desde fuera.

Vulnerabilidad

Los sitios WordPress tiene una constante amenaza de malware. Ojo, no te quiero desmotivar en hacer tu sitio web con WordPress si es tu deseo, pero si debes de poner especial atención a este punto.

Hoy en día, varias extensiones dan soporte a este punto para evitar accesos maliciosos a tu panel de control WordPress, siendo Akismet uno de los más famosos.

Actualización constante

El sistema de WordPress está en constante actualización, y a por ello los themes y plugins tienen que actualizarse a la par del mismo, lo que requiere que estés revisando de manera constante la implementación de actualizaciones.

Esto último es bastante importante, pues al no actualizar tu sistema y sus componentes, el sitio se vuelve obsoleto y deja el campo abierto y vulnerable para accesos maliciosos.

¿Conclusión?

Cómo puedes observar, tienes en tus manos una herramienta potente, que cómo casí cualquier tecnología en este mundo tiene sus pros y contras.

A pesar de que existen muchos otros sistemas de administración de contenidos y la calidad visual en diseños nativos será casi siempre superior a lo que puedas desarrollar en WordPress, no desestimes el hacer tu sitio web con WordPress si sientes que es lo que tú necesitas.

Ya pudiste ver los pros y los contras. Ya pudiste evaluar. Ahora te toca tomar una decisión y, si gustas, contarme cómo te fue. ¡Espero tus comentarios!

Alfredo Molina es Co-Fundador en Grupo Dialogamia y Director de Cuentas y Operaciones en Markalia, agencia partner de Flexbuzz. Mexicano, comunicólogo de profesión y docente investigador universitario.